Anuncio

El 55 % de la ropa de Primark vendida este año contenía materiales reciclados o de origen más sostenible

Primark avanza en sus compromisos para que la moda sostenible esté al alcance de todos. Así, la marca publica su segundo Informe de Progreso sobre Sostenibilidad y Ética, en el que muestra cómo está integrando programas y ampliando iniciativas para impulsar su impacto. Este año, más de la mitad (55 %) de las prendas vendidas contenían materiales reciclados o de origen más sostenible, frente al 45 % del año pasado. A ello ha contribuido el lanzamiento este año de una nueva colección de productos circulares, con más de tres millones de unidades de ropa circular vendidas.

Además, este año el 46 % de la ropa de algodón vendida contenía algodón orgánico, reciclado o procedente del Programa de Algodón Sostenible de Primark (PSCP), frente al 40 % del año pasado. El PSCP, que este año celebra una década, es ahora el mayor programa de este tipo para una sola compañía de moda y demuestra cómo la ampliación de las colaboraciones puede tener un impacto real. El Programa se realiza actualmente en India, Bangladesh y Pakistán, y este año se ha puesto en marcha un proyecto piloto en Turquía. Primark también ha impulsado una plataforma de trazabilidad y cumplimiento, TrusTrace, para ayudar a recopilar datos de toda la cadena de suministro de productos, desde las materias primas hasta el producto acabado. Esta información ayudará a Primark a comprender y gestionar mejor su cadena de suministro.

Otro hito importante este año fue el objetivo de Primark de reducir a la mitad las emisiones de carbono en toda su cadena de valor para 2030, evaluado y validado por la Iniciativa Science Based Targets (SBTi). Dado que la mayoría de las emisiones de carbono proceden de su cadena de suministro, Primark se ha centrado en ayudar a los proveedores a cambiar a fuentes de energía renovables y ha ampliado sus programas de eficiencia energética en 57 fábricas de Bangladesh, China y Camboya. También ha designado líderes regionales de carbono para apoyar a los proveedores y las fábricas a nivel local. Dentro de sus propias operaciones, Primark se ha centrado en reducir el consumo de energía en sus tiendas y en utilizar más energías renovables. En la actualidad, el 70 % de las tiendas Primark funcionan con electricidad renovable o con bajas emisiones de carbono, y 141 tiendas han adoptado una iluminación de bajo consumo.

«Primark Cares está impulsando a todos en Primark al cambio. El segundo año se centró en reforzarlo: ampliamos e integramos los principios, programas y procesos que nos llevarán hasta 2030 y el futuro, al tiempo que reconocemos los retos a los que nos enfrentamos en el camino. Seguimos trabajando con nuestros socios y proveedores para impulsar el cambio, y hemos aprendido más que nunca que la colaboración es esencial para cumplir nuestros compromisos de Primark Cares. También nos hemos centrado en mejorar las competencias y la formación de nuestros compañeros, que son una parte fundamental de la forma en que hacemos realidad el cambio en nuestra actividad», explica Lynne Walker, directora de Primark Cares.

«Otro factor vital es cómo podemos inspirar y educar a nuestros clientes y hacer que nos acompañen en nuestro viaje hacia el cambio. Esto incluye ser más transparentes sobre dónde y cómo se fabrica nuestra ropa, los cambios que estamos haciendo y lo que significa para ellos, y los problemas y el papel que la industria de la moda y ellos, como clientes, pueden desempeñar en este cambio», añade Walker.

Noticias relacionadas

Comentarios

Últimas noticias

Just Retail Mag 360

Me Suena

Más leídas

Anuncio

Spoiler

Anuncio