Anuncio

Los sindicatos definen el plan de ajuste de H&M como «totalmente desproporcionado e injustificado»

El pasado viernes día 23 de abril tenía lugar la constitución de la mesa de negociación entre los representantes sindicales de los trabajadores de H&M en España y los portavoces del grupo de moda sueco. Un ámbito de actuación desde el que se entrarán a establecer las condiciones y las bases sobre las que finalmente deberá de acometerse el plan de ajuste que la multinacional ha decidido llevar a cabo sobre sus estructuras en España. Parte de un proceso de optimización a nivel global que afectará, de manera más que especial, a la configuración organizativa de la red empresarial y comercial a través de la que el grupo sueco viene operando en nuestro país.

Tal y como anunciaba la propia multinacional de la moda sueca a comienzos de este mismo mes de abril, como medida con la que adaptarse a la nueva realidad económica y a los cambios que los consumidores han comenzado a mostrar en sus hábitos de compra, acelerados a raíz de esta pandemia por coronavirus, la compañía planteaba un profundo ajuste de sus estructuras en España. Un plan de optimización que se materializaría a través de un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectaría hasta un máximo de 1.100 trabajadores, así como de un ajuste sobre su red comercial que entrañará el cierre de un total de 30 de las tiendas con las que el retailer sueco cuenta en nuestro país, 27 de la marca H&M y las 3 restantes pertenecientes a su cadena premium COS. Unos cierres que ya han comenzado a acelerar valiéndose de las medidas de flexibilidad que introducen en los acuerdos comerciales con sus arrendadores, y de entre los cuales se destacan las clausuras de algunas de sus tiendas más emblemáticas en nuestro país, con un buen número de ubicaciones en algunas de las mejores zonas prime de las ciudades de Madrid y Barcelona.

Cierre de 30 tiendas y la salida de 1.066 trabajadores

Siguiendo de este modo con los planteamientos anunciados desde la multinacional sueca, entre los que se encontrarían esos cierres de algunas ubicaciones tan destacadas como las tiendas de H&M de Gran Vía y Goya, en Madrid, o la de Las Ramblas, en Barcelona, la compañía se habría mostrado firme durante la celebración de este primer encuentro del pasado viernes con los representantes sindicales de sus trabajadores en España. Una primera toma de contacto de la que se habría valido para trasladar nuevamente que entre sus planes está el acometer la clausura de ese total de 30 establecimientos, así como el llevar a cabo el despido de un total de 1.066 de sus trabajadores, decisión que terminaría afectando a las plantillas de un total de 94 de sus tiendas en España. Unos baremos que no han dudado en rechazar desde el sindicato de Comisiones Obreras, en representación de los trabajadores de H&M, entrando a calificar el plan ajuste como de “totalmente desproporcionado e injustificado”.

“H&M inicia este procedimiento por causas productivas y organizativas fruto de la transformación que han sufrido los hábitos de consumo” y ante “la necesidad de adaptación de su modelo de negocio a la nueva realidad comercial que la pandemia ha acelerado”, explican desde Comisiones Obreras a través de un comunicado oficial. Llegados a este punto, el sindicato “estudiará la documentación que ha hecho entrega la empresa y solicitaremos aquella que entendamos necesaria en este proceso”. No obstante a todo ello, “hemos manifestado que este procedimiento de despido colectivo pretendido por la empresa es totalmente desproporcionado e injustificado”, añaden. Destacando en en este caso una “desproporción” que igualmente observan en el alto número de establecimientos que la multinacional pretende cerrar en nuestro país, como bien demostraría el que “a nivel mundial se ha anunciado una reducción de un 7 % de tiendas”, mientras que “en España se pretenden cerrar un 18 %”, como consecuencia de unos ajustes que terminarán ejerciendo sus efectos sobre “un 20 % de la plantilla”.

Aspirar a la voluntariedad

Sumándose a este marcado rechazo realizado desde el sindicato a la propuesta inicial planteada por la multinacional sueca, desde CC.OO. han adelantado cuáles serán sus principales líneas de actuación y los puntos a defender sobre los que construirán su estrategia de negociación frente al grupo H&M. Al que solicitarán, en el marco de las negociaciones de los términos de este plan de ajuste, desde una reducción del personal afectado por el ERE hasta una garantía de “voluntariedad”. Una medida esta última que vendría a mostrarse pareja a la introducida en procesos similares como el reciente ERE de El Corte Inglés.

De este modo, como acciones “prioritarias” e “imprescindibles”, desde CC.OO. plantearán “una reducción sustancial del número de personas afectadas”, unas “medidas de voluntariedad no traumáticas” para la plantilla y “un compromiso con la calidad del empleo”. “También hemos solicitado la retirada de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo 41 que ha planteado H&M”, añaden desde el sindicato, “ya que incide directamente en el proceso del despido colectivo”.

“Para CC.OO., la transformación digital y el nuevo modelo de negocio pasan por la recualificación de la plantilla como elemento fundamental, con formación y mejora de la empleabilidad funcional”, subrayan desde el sindicato. Siendo por ello, entienden, que “los cambios en el sector se deben acometer con la plantilla”, “garantizando en todo momento su empleabilidad, con medidas no traumáticas y de flexibilidad interna en la empresa”, tales como las que buscarán introducir en el marco de este procedimiento.

Noticias relacionadas

Comentarios

Últimas noticias

Just Retail Mag 360

Me Suena

Más leídas

Anuncio

Spoiler

Anuncio